Cómo cobrar a clientes difíciles

Dic 11, 2023 | Deuda, Impagos, Reclamación Judicial

Cobrar a clientes que presentan dificultades en el pago puede ser un desafío para cualquier negocio. La gestión de deudas pendientes es un proceso crucial pero delicado, que requiere estrategia, empatía y, a menudo, habilidades de negociación. En este artículo, exploraremos cómo cobrar a clientes difíciles, pues hay un procedimiento para ello, qué derechos tiene el cobrador y qué derechos tiene el deudor.

¿Cómo saber que estás ante una deuda y un deudor?

Una deuda se define como una obligación financiera que una persona (el deudor) tiene hacia otra (el acreedor). Esta obligación surge cuando el deudor recibe bienes, servicios o dinero del acreedor bajo la promesa de pagar en el futuro. Las deudas pueden tomar muchas formas, incluyendo préstamos, facturas impagadas, líneas de crédito, hipotecas y otros tipos de obligaciones financieras.

Identificación de una deuda

Antes de saber que estás ante un cliente difícil y cómo proceder judicialmente para cobrar la deuda, debes saber cuándo estás ante una deuda o no. Para saberlo, atiende a estos criterios:

Acuerdo o contrato

La existencia de una deuda generalmente está respaldada por un acuerdo o contrato entre el deudor y el acreedor. Este documento especifica los términos del préstamo o servicio, incluyendo el monto, las tasas de interés (si aplican), y las condiciones de pago.

Registro financiero

Las deudas suelen estar registradas en los estados financieros del deudor y del acreedor. Los acreedores deben mantener un registro detallado de las transacciones y pagos pendientes.

Factura o recibo

En el caso de bienes y servicios, una deuda puede estar documentada a través de una factura o recibo que el deudor ha aceptado pero no ha pagado.

Historial de pagos

Revisar el historial de pagos puede ayudar a identificar deudas pendientes. Un historial de pagos incompleto o irregular puede indicar la existencia de deudas.

Cómo saber que estás ante un deudor

Del mismo modo, es importante identificar bien quien es tu deudor, pues en documentos complejos que implican a varias personas, a veces resulta difícil saber de quién es la responsabilidad de la deuda:

Notificación de impago

Si un cliente no ha realizado un pago dentro del plazo acordado, esto generalmente resulta en una notificación de impago. Estas notificaciones pueden ser enviadas por correo, correo electrónico o mediante llamada telefónica.

Consultas de crédito

Realizar una consulta en las agencias de crédito puede revelar si una persona o empresa tiene deudas pendientes. Estas agencias mantienen registros de la actividad crediticia y las deudas de los individuos y negocios.

Comunicaciones del cliente

A veces, los propios clientes informan sobre sus dificultades financieras o problemas de pago. Escuchar atentamente y mantener una comunicación abierta puede ayudar a identificar y gestionar deudas de manera temprana.

Revisión de cuentas

Realizar revisiones periódicas de las cuentas por cobrar y el estado financiero de los clientes puede ayudar a identificar deudas antes de que se conviertan en un problema mayor.

Indicadores financieros

Indicadores como la disminución en la frecuencia de los pagos, el aumento en las solicitudes de extensión de crédito o de plazos de pago pueden ser señales de que un cliente está enfrentando dificultades financieras y puede convertirse en un deudor.

Derechos del cobrador

Los derechos del cobrador, al gestionar la recuperación de deudas, están respaldados por leyes que regulan las prácticas de cobranza. Algunos de estos derechos incluyen:

Contacto con el deudor

El cobrador tiene el derecho de comunicarse con el deudor para reclamar la deuda, pero está sujeto a ciertas restricciones en términos de horarios y métodos de contacto establecidos por la ley.

Obtención de información

Puede solicitar y verificar información relevante para la recuperación de la deuda, siempre dentro de los límites legales y de privacidad.

Seguimiento legal

Tiene el derecho de tomar acciones legales o iniciar procedimientos judiciales cuando sea necesario para recuperar la deuda, bajo las pautas y regulaciones establecidas.

Comunicación precisa

Debe proporcionar información precisa y clara sobre la deuda, incluyendo detalles sobre el monto adeudado, el acreedor y los pasos a seguir para su resolución.

Derechos del deudor

La relación entre acreedores y deudores está regulada por un conjunto de derechos y responsabilidades diseñados para asegurar prácticas justas y transparentes en la gestión de deudas. Es crucial que los deudores estén al tanto de sus derechos para poder protegerse adecuadamente frente a prácticas abusivas o injustas durante el proceso de cobranza. Entre los derechos fundamentales que los deudores tienen en cuanto a la notificación, verificación y resolución de sus deudas, así como las protecciones legales que garantizan su privacidad y dignidad, están los siguientes:

Notificación y claridad

El deudor tiene derecho a ser informado sobre la deuda de manera clara y precisa, incluyendo detalles como el monto adeudado, el nombre del acreedor y los pasos a seguir para resolver la deuda.

Protección contra prácticas abusivas

El deudor está protegido contra prácticas de cobranza abusivas, como acoso, amenazas, lenguaje ofensivo o llamadas excesivas que violen su privacidad o generen angustia.

Verificación de la deuda

Tiene derecho a solicitar y recibir verificación por escrito de la deuda, incluyendo la validez y el origen de la misma, si existe disputa o incertidumbre sobre la deuda reclamada.

Integridad y precisión de la información

Los datos relacionados con la deuda deben ser precisos y actualizados. El deudor tiene derecho a impugnar información incorrecta o desactualizada en su historial crediticio.

Respeto a la privacidad

Los cobradores deben respetar la privacidad del deudor y abstenerse de divulgar información personal a terceros sin el consentimiento explícito del deudor.

Detener el contacto

El deudor puede solicitar que los cobradores cesen el contacto o la comunicación sobre la deuda, aunque esto no exime al deudor de la responsabilidad de saldar la deuda.

Aprende a a cobrar a tu cliente mediante la reclamación judicial de la deuda

Opciones legales para saber cómo cobrar a clientes difíciles

Una vez has identificado al cliente difícil, al deudor, deberás saber cómo proceder judicialmente para reclamarle la deuda y hacer que te la pague. En Cobramus, a parte de ayudarte a cobrar la deuda, te proporcionamos algunos consejos:

  1. Cartas de reclamación: inicia con cartas formales recordando al cliente sobre la deuda pendiente. Estas comunicaciones deben ser claras, precisas y respetuosas, detallando el monto adeudado y un plazo para el pago.
  2. Mediación: considera la mediación como una opción antes de tomar acciones legales. Un mediador imparcial puede ayudar a encontrar una solución aceptable para ambas partes.
  3. Arbitraje: en algunos casos, el arbitraje puede ser una alternativa menos costosa que un juicio. Este proceso involucra a un árbitro neutral que emite una decisión vinculante para resolver la disputa.
  4. Acciones legales: si las medidas anteriores no funcionan, puedes considerar acciones legales como presentar una demanda civil. Esto implica llevar el caso ante un tribunal para obtener una orden judicial que requiera el pago.
  5. Cobro de garantías o bienes: si tienes garantías o bienes como respaldo, podrías ejercer el derecho de retención o tomar posesión de los bienes como forma de compensación por la deuda.

Contacta con nuestros abogados especializados en cobrar deudas

Recibirás una respuesta rápida, clara y gratuita.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *